ibiza en primavera

Fuimos a Ibiza a finales de abril. El clima no era el más playero, pero aunque no te provocaba meterte al mar, podías estar en la arena sin pasar ni frío ni calor. La temperatura perfecta quizás.
Ibiza, con un encanto particular, me pareció más sencilla que lo que quizás tenía en mente. Pero eso me gusto. Sin pretensiones y con una buena vibra isleña al fin y al cabo.
Mucho mediterráneo.
Hicimos excursiones, subimos montañas, caminamos desiertos, paseamos el centro. Fueron días bonitos.

Deja un comentario

Menú de cierre