La limonada perfecta


Una de mis bebidas preferidas es la limonada. Es rica, refrescante y súper sencilla de hacer. Sin embargo, por muy simple que sea, con el tiempo me he apegado a ciertos tips para optimizarla. Por ejemplo, siempre siempre siempre es más rica hacerla con lima que con limón, esto es algo nuevo para mí porque en Venezuela solo se consiguen “limas” que las llamamos “limones”, aquí me ha tocado diferenciarlas y personalmente no me gusta nada los limones amarillos… son muy dulces, y raros, y no sé! manías! Otro tip, no hay que escatimar! la cantidad de limones que debes usar en un vaso es relativa ya que cada limón es distinto, a veces unos vienen súper jugosos, otros están más secos, y así… yo voy haciéndolo al ojo, y probando hasta que me guste. Pero me gusta bien fuerte! el agüita con limón lo dejamos para tomárnoslo en ayuno jaja… y después viene el azúcar, yo utilizo stevia, y aunque me guste bien ácida, hace falta suficiente dulce para resaltar ese sabor. 

Y ahora mi secreto, también me gusta añadirle una pizca de sal. Me gusta la mezcla de sabores, además que me da la sensación de estarme tomando una margarita! La sal hace que el cítrico sea menos ácido pero más potente, y esa es la clave. 

También, si la limonada es para tomarla al aire libre un súper tip es preparar con anterioridad hielitos de limonada, así al derretirse no pierde su sabor 🙂

La limonada es súper versatil. Puedes añadirle muchos sabores y conseguir resultados distintísimos. Yo aquí he hablado sobre la limonada de fresas, la limonada con pepino y la limonada de lavanda… y así hay infinitas alternativas. 

Las lindas acuarelas son de:
1. Natalia Tyulkina 
2. How to Paint a Basic Leaf by Lucy Akins
3. TheJoyofColor

Etiquetas:

3 pensamientos sobre “La limonada perfecta”

Responder a Tina Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *