El Juego de Ripper

 

“-Ripper.
-¿Es una novela policial?
-Digamos que sí. ¿Le gusta ese género?
-Prefiero otros para serle franca, pero leeré su libro de todos modos.”
Esta frase la saqué de los últimos capítulos de este libro, y creo que ejemplifica perfecto lo que me hizo leerme esta novela policial de Isabel Allende.
Para describir un poco de que trata, comienzo por colocar el párrafo que eligieron para la contraportada del libro, seguido de esto explico porque –en mi opinión- creo que no es la más acertada…

«Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche», le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.

…creo que ese párrafo resume lo que fue los últimos capítulos del libro. Si esa es la trama principal, pues entonces Allende le hizo un extenso prólogo antes de llegar al climax de la historia. Y no está mal, realmente te diviertes con todo lo que tiene que decir previo al desenlace, sus personajes son geniales y rápidamente sientes empatía con más de uno, pero de momentos sentía que la historia no avanzaba, que no había un hilo conductor… a mitad del libro fue que se lo conseguí. Y fue genial.
Me cuestioné seriamente porque Allende se dedica a darte hasta el más mínimo detalle de personas sin importancia. Llegabas a conocer a la perfección a cualquiera que medio salía a relucir en la historia. Al final del libro entendí que este es su recurso para que al momento del desenlace tengas una extensa lista de posibles sospechosos de los crímenes que ocurrían en San Francisco. Así fue que dejé de reprocharle tanto gamelote.

Un libro de suspenso, amor y valentía.


La carátula del libro e ilustraciones son de blog.isabelallende.com
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *