Seal Rocks -Australia-

El primer paseo que hicimos, a dos días de haber llegado a Australia, fue a Seal Rocks, una playa paradisíaca que queda en un campamento, o mejor dicho, nosotros nos quedábamos en un campamento y desde ahí hacíamos una pequeña caminata entre dunas de arena y caminitos selváticos hasta llegar a la playa. Una playa como pocas veces he visto, larguísima, imponente y completamente desierta. El primer día fue para nosotros solos. El segundo día, al final de la playa se veían unos seis surfistas y una niña haciendo yoga.  

Se respiraba tranquilidad.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *