Vía libre

Una de los momentos que más disfrito del día es cuando me monto en la Cota Mil para ir al trabajo. Suelo ir sentido contrario al tráfico, el 99% de las veces está libre. Es una divinura manejar al pie del ávila, y tener de telón de fondo toda Caracas. Además, con suerte puedes toparte con árboles morados o amarrillos como el que pude fotografiar hoy. Llevaba días viendo una reja después de la salida del Marques, que desbordaba hojas y flores amarillas… siempre pensando, cómo haré para tomarle una foto… y la recompensa del día de hoy fue pasar por allí sin tener ningún carro detrás. La vía solo para mí.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *