Mucho gusto, Endometriosis

Hace cuatro años me dio un dolor de vientre fortísimo. Me acuerdo que tenía un gentío de visita en mi casa, estábamos celebrando que nos habían aprobado las visas para mudarnos a Miami, la pasábamos genial. Fui al baño y de la nada ¡boom! Un dolor de vientre que no me dejaba pararme del piso. Grité para que me fueran a ayudar, me acosté en mi cama y recuerdo que solo podía pegar gritos desaforada. Nada calmaba mi dolor. Mi mamá me agarraba la mano, trataba de calmarme diciéndome que no gritara tanto, que los invitados se iban a asustar e ir… en ese momento me di cuenta que ella no sabía la magnitud de mi dolor. Al rato todos se fueron, efectivamente asustados por mis gritos… y después de haberme tomado cuanta cosa me recomendaban el dolor se calmó.
Algo similar me había pasado dos semanas atrás, pero apartando estos dos ‘episodios’, a mí no me daba dolor de vientre NUNCA. En todo lo relacionado con reglas y vientre, yo era la persona más regular y normal del mundo! Pero debido a la magnitud de dolor, me tocó adelantar un poco mi visita anual al ginecólogo para ver qué había pasado. Me hicieron un eco, y en seguida el doctor me dijo: Tienes un quiste en un ovario, eso se llama endometriosis y hay que operarlo. Más nada. Yo jamás había oído esa palabra. No sabía lo que significaba, y creo que no lo supe hasta meses o quizás años después. Parecía que no había porque asustarse, era ‘bastante común’, y yo simplemente entré en un letargo de dejarme llevar por lo que el doctor me decía que había que hacer.
Me ha llevado cuatro años entender esta enfermedad, aunque más que una enfermedad yo prefiero llamarlo estilo de vida, no me parece justo decir que vivo enferma. Pero mientras más lo entiendo, solo puedo cuestionarme lo pobre que fue aquel primer diagnóstico, y muchos otros que vinieron en el camino. La endometriosis está subestimada, y mal tratada por la mayoría de los doctores.
Aunque en mi blog suelo escribir de temas más superficiales, creo que ya tengo suficiente experiencia para hablar de este tema con propiedad, y quizás puedo ayudar a otras personas que están como yo hace cuatro años y no entiende un carajo lo poco que le dicen los doctores. Iré escribiendo poco a poco. 

Deja un comentario

Menú de cierre