de la intención a la acción

No soy de proponerme resoluciones de año nuevo, la palabra en sí ya me suena fastidiosa y empalagosa. Además creo que las ‘resoluciones’ propician decepciones. Me gusta pensar en metas o en intenciones. Ambas son completamente distintas. Las metas son proyectos a alcanzar o sueños que cumplir. Las intenciones son la manera en la que quiero encaminar el año, y en eso me enfoqué esta vez.
Tengo la intención de mejorar ‘esto’ porque sé que ‘puedo’ hacerlo. Con esto no me obligo a ser quien no soy. Sigo siendo yo misma, una versión mejorada.
Fueron varias mis intenciones, pero una de ellas es de la que quisiera hablar.
Comienza un nuevo año que nos hace replantear trabajos y metas, y una de las mías siempre ha sido: Japinest. Ahora mismo enfocado más hacia mi tienda en Etsy y mis fotos, que son las que me proporcionan ganancias. Me la paso pensando qué hacer, cuál debería ser el siguiente paso, y un largo ‘etc’. Y fue aquí cuando di con mi ‘intención’ más importante. 
Quiero hacer arte para mí. Quiero que me guste y me entretenga primero y más que nada a mí. Los demás llegarán por inercia, si es que vale la pena.
Quiero dejar de complacer a los demás. Quiero dejarme de fijar en los números, en los seguidores, en los Likes, porque en el camino uno comienza a perderse, a desorientarse entre la presión de lo que dicen los demás, y ahí es cuando pierdes tu esencia. Honestamente, no importa si no gusta, con tal de que sea autentico. 
Ya casi se termina enero y hasta ahora me he sentido satisfecha con esta intención. Siento que me quité un peso de encima. Ya no pienso ¿Debería publicar esto?, lo hago sin esperar mucho o nada. Por eso acompaño este post con mis más recientes ideas de Japinest: Patrones con flores!

Deja un comentario

Menú de cierre